Workshop:*

¿Sientes que tu equipo necesita una inyección de creatividad o quizás una actualización en habilidades específicas? Entonces, deberías conocer en profundidad qué es workshop. Los talleres no solo sirven como una excelente plataforma para el aprendizaje colaborativo, sino también fomentan la innovación y el compromiso entre los participantes. En este artículo, te guiaremos a través de los distintos tipos de workshops que puedes organizar, cómo hacer que tu taller sea un éxito rotundo, las herramientas y recursos que te ayudarán en el proceso. Por último, vamos a darte una lista con los mejores consejos para diseñar una experiencia que todos recordarán. Prepara tu lápiz y papel; hay mucho que aprender.

🤔 ¿Qué es un workshop o taller?

Un workshop o taller es una sesión educativa interactiva en la que se reúnen personas con intereses comunes para aprender, practicar o discutir un tema específico. A diferencia de una conferencia o seminario, el taller está diseñado para ser una experiencia práctica, donde los participantes tienen la oportunidad de aplicar lo que aprenden en tiempo real. Este formato se utiliza en diversos campos como tecnología, arte, negocios y desarrollo personal. Los workshops pueden variar en duración, desde unas pocas horas hasta varios días, y ofrecen un entorno altamente participativo. El objetivo es que te vayas con habilidades y conocimientos que puedas aplicar inmediatamente en tu vida profesional o personal.

😎 Tipos de workshops

Te presentamos diferentes tipos de workshops que podrían enriquecer tanto tu vida profesional como personal. Cada tipo tiene su propia dinámica, requisitos y beneficios.

Workshop de desarrollo de habilidades técnicas

Este tipo de taller se centra en mejorar habilidades técnicas específicas, como programación, diseño gráfico o análisis de datos. Por ejemplo, podrías asistir a un workshop de Python donde se enseñan desde los fundamentos hasta técnicas más avanzadas de programación.

Workshop de liderazgo y gestión

Estos talleres se concentran en habilidades blandas como la toma de decisiones, gestión de equipos y comunicación efectiva. Un ejemplo clásico sería un curso de gestión del tiempo, donde se aprenden técnicas como la matriz de Eisenhower para priorizar tareas.

Workshop creativo

Aquí, la creatividad es el núcleo. Podrían abordar temas como escritura, pintura o fotografía. Un workshop de escritura creativa, por ejemplo, podría incluir ejercicios para desbloquear tu creatividad y técnicas para mejorar la estructura y el estilo.

Workshop de bienestar y salud

Este tipo de taller podría tratar temas como la atención plena, la nutrición o el ejercicio físico. Por ejemplo, un taller de mindfulness te enseñaría técnicas de respiración y meditación para mejorar tu bienestar mental.

Workshop empresarial y de negocios

Estos talleres están diseñados para emprendedores o empleados que buscan adquirir habilidades empresariales. Un ejemplo podría ser un workshop sobre cómo crear un plan de negocios efectivo, donde se tratarían temas como análisis de mercado, estrategias de marketing y proyecciones financieras.

Workshop de desarrollo personal

Estos talleres suelen abordar aspectos de autodescubrimiento, autoestima y habilidades sociales. Por ejemplo, podrías encontrar un workshop que se enfoque en la inteligencia emocional, enseñándote cómo entender tus emociones y las de los demás.

📝 ¿Cómo organizar un taller exitoso? Guía Paso a Paso

Organizar un workshop no es una tarea sencilla, pero con una planificación cuidadosa, puedes llevar a cabo una experiencia inolvidable para los participantes. A continuación, te ofrecemos una guía paso a paso para lograrlo.

Elige el lugar y el equipo necesario

El lugar debería ser cómodo, accesible y equipado con todas las herramientas necesarias, como proyector, pizarras y material de escritura. Podrías optar por un coworking si el taller es profesional, o un ambiente más relajado como un café si es un workshop creativo.

Prepara los materiales y recursos

Esto incluye desde las presentaciones en PowerPoint hasta los materiales físicos que puedan necesitar los participantes. No olvides preparar hojas de ejercicios, en caso de que los necesites. Por ejemplo, en un taller de escritura creativa, podrías preparar hojas con ejercicios de estilo y estructura.

Enlista y contacta a los participantes

Ahora es el momento de promocionar tu workshop. Utiliza redes sociales, correos electrónicos y otras plataformas para atraer a las personas adecuadas. Mantén una lista de inscritos para tener una idea clara del número de asistentes.

Realiza el seguimiento

Después del taller, es crucial obtener retroalimentación para saber qué funcionó y qué se puede mejorar. Podrías utilizar Google Forms para hacer encuestas de satisfacción. No te preocupes, si no sabes cuál elegir; en los próximos puntos de este post te recomendaremos las mejores herramientas para hacer un taller o workshop exitoso.

Evalúa el éxito del workshop

Finalmente, compara los resultados con los objetivos iniciales para evaluar el éxito del workshop. Esto te ayudará a hacer mejoras para futuras ediciones.

🤓 Ejemplos de herramientas y recursos para workshops

Para organizar un workshop exitoso, el uso de herramientas y recursos adecuado puede hacer una gran diferencia. Por tal motivo, te mostraremos a continuación las mejores cinco herramientas para llevar tu emprendimiento al próximo nivel, comencemos.

Zoom para videoconferencias

Si estás planeando un taller virtual, Zoom es una de las mejores opciones. Ofrece una calidad de video y audio excepcional, opciones para dividir a los participantes en salas más pequeñas para actividades y la posibilidad de grabar la sesión para quienes no puedan asistir en tiempo real. Primero, crea una cuenta y una sala virtual. Invita a los participantes a través de un enlace seguro y establece las configuraciones según tus necesidades, como la activación de salas de espera o el acceso solo con contraseña.

La alta calidad del video y del audio hace que la experiencia sea cercana a una interacción cara a cara. Además, las funciones como las salas de grupos, la posibilidad de compartir pantalla y las grabaciones automáticas hacen que la interacción sea dinámica y flexible. Es una plataforma estable que raramente sufre caídas, lo que te da la tranquilidad de que todo irá según lo previsto.

Miro para pizarras interactivas

Miro es una herramienta en línea que te permite crear una pizarra interactiva donde los participantes pueden colaborar en tiempo real. Es especialmente útil para talleres creativos donde se necesita lluvia de ideas o mapas conceptuales. Tras iniciar sesión en la plataforma, puedes elegir entre una variedad de plantillas o comenzar con una pizarra en blanco. Invita a los participantes a unirse y colaborar en tiempo real.

Slack para comunicación continua

Para una comunicación sin interrupciones, considera el uso de Slack. Esta herramienta de mensajería es crucial para interactuar con los asistentes antes, en medio y después de tu taller. La magia de Slack radica en su habilidad para crear canales dedicados para distintos tópicos o equipos, haciendo así más sencillo el intercambio de recursos e información. Esta característica garantiza no solo la satisfacción de los participantes sino también una base sólida para futuras colaboraciones.

Lo realmente impresionante de Slack es cómo te ayuda a mantener a todos en sintonía. Ofrece una velocidad de comunicación impecable, una distribución de archivos sin esfuerzo y la opción de incorporar aplicaciones adicionales, como Trello o Google Drive, para mejorar aún más la coordinación. Las conversaciones anidadas, o hilos, permiten seguir de cerca discusiones específicas, lo que simplifica enormemente la gestión de diferentes temas.

Google Drive para compartir documentos

Para compartir presentaciones, hojas de trabajo o cualquier otro material, Google Drive ofrece una solución fácil y accesible. Puedes producir una carpeta específica para tu taller y dar acceso a los participantes, lo que les permite acceder a los recursos cuando lo necesiten.

Lo mejor de Google Drive es su accesibilidad y facilidad de uso. Cualquier cambio que hagas se guarda automáticamente, lo que te permite colaborar en tiempo real con los participantes. Además, al ser una herramienta ampliamente utilizada, la mayoría de los usuarios ya están familiarizados con su interfaz.

Eventbrite para inscripciones y pagos

Si tu workshop tiene un costo de inscripción, Eventbrite te facilita el proceso de cobro y registro. La plataforma también te ayuda con el seguimiento y la comunicación con los participantes, permitiéndote centrarte en el contenido y la logística del evento.

Eventbrite no solo maneja el registro y el cobro de las entradas, también ofrece herramientas de seguimiento y análisis para evaluar el éxito de tu evento. La opción de crear códigos de descuento o promociones también es un plus que te puede ayudar a aumentar la participación.

✨ Consejos para crear workshops atractivos

Los mejores 6 consejos para crear workshops atractivos los encontrarás a continuación, ¡no te pierdas de ningún detalle!

Haz uso de métodos interactivos

Para mantener el interés de los participantes, te recomendamos que utilices técnicas interactivas como cuestionarios, encuestas o incluso juegos de roles. Estos métodos permiten a los asistentes aplicar lo que han aprendido de forma práctica, reforzando así el contenido del taller. Por ejemplo, si el tema del taller es la resolución de conflictos, una actividad de juego de roles permitirá que los participantes experimenten diferentes escenarios en un entorno controlado.

Domina la tecnología a tu favor

Las plataformas de videoconferencia, como Zoom o Microsoft Teams, ofrecen una variedad de características útiles como salas de descanso, opciones de encuesta y la capacidad para compartir pantalla. Si estás impartiendo un taller de diseño gráfico, por ejemplo, compartir tu pantalla para realizar una demostración en vivo del software relevante puede ser extremadamente útil.

Ofrece material de seguimiento de calidad

Los asistentes siempre agradecerán recursos adicionales que puedan consultar después del taller. Esto puede incluir diapositivas, hojas de trabajo, enlaces a artículos valiosos o incluso, un video grabado de la sesión. Al ofrecer este material de alta calidad, te aseguras de que los participantes tengan todas las herramientas necesarias para aplicar lo que han aprendido.

Ten un plan B

Siempre es prudente tener un plan de contingencia. Ya sea un fallo tecnológico o una actividad que no genera el interés esperado, es bueno tener una alternativa lista para mantener el flujo del taller. Por ejemplo, si estás utilizando una conexión a internet inestable, ten preparadas actividades que no dependan de la web para que el taller no pierda ritmo.

Dale importancia al feedback

El feedback es una parte esencial de cualquier proceso de aprendizaje. Reserva tiempo al final del taller para permitir preguntas y comentarios. Además, puedes enviar una encuesta post-evento para obtener una visión más detallada sobre lo que funcionó y lo que podría mejorarse. Este feedback te permitirá afinar tus futuros talleres.

Establece una comunidad post-taller

Uno de los aspectos más olvidados, pero más valiosos de un workshop es la red de contactos que se crea. Considera establecer un grupo en redes sociales o una lista de correo donde los participantes puedan continuar la conversación, compartir sus avances y quizá colaborar en futuros proyectos. Esta red no solo fortalecerá la comunidad en torno a tu marca, sino también ofrecerá un valor continuado a los asistentes.

Franco Barriga
Franco Barriga
Experto en Marketing desde 2006. Fanático de Android y redes sociales. Manejo herramientas audiovisuales que complementan mi trabajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas